Biografía
Carmen Martín Gaite nació en Salamanca el 8 de diciembre de 1925. Se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad de Salamanca, donde conoció a Ignacio Aldecoa y a Agustín García Calvo. En esa universidad tuvo además su primer contacto con el teatro participando como actriz en varias obras. Colaboró en varias revistas como Trabajos y Días en Salamanca y Revista Nueva en Madrid.


Escribió su primer cuento, Un día de libertad, en 1953, aunque confiesa escribir desde los 8 años. Comienza su carrera literaria con El balneario obteniendo en 1955 uno de los premios literarios de mayor prestigio en España, el Café Gijón.
Tres años después presenta la que sería su obra incomparable, Entre visillos, al Premio Nadal y que finalmente ganó. Escribe dos obras de teatro, el monólogo A palo seco en 1957, que fue representado en 1987, y La hermana pequeña en 1959, rescatada en 1998 por el director de teatro Ángel García Moreno y estrenada el 19 de enero de 1999 en Madrid.


Durante la década de los sesenta continúa cultivando la narrativa, con obras tan importantes como La ataduras (1960) o Ritmo lento (1963), pero es en los setenta cuando vemos la versatilidad de Martín Gaite. Publica sus dos ensayos sobre el proceso contra Macanaz además de su tesis, recopila su poesía en A rachas (1976), y una de sus obras cumbre, la novela Retahílas, sale a la luz en 1974. También a esta década debemos su primera recopilación de relatos, Cuentos completos. Su faceta periodística se caracteriza por su etapa de redactora en los comienzos de Diario 16.

Su matrimonio con Rafael Sánchez Ferlosio duró unos años antes de acabar en separación, en los cuales tuvieron una hija, Marta, a quien dedicó el cuento La reina de las nieves. Falleció antes que ella. Entre otros logros, Martín Gaite destaca por haber sido la primera mujer a la que se le concede el Premio Nacional de Literatura con El cuarto de atrás en 1978, y por haber ganado en 1994 el Premio Nacional de las Letras por el conjunto de su obra.
Fue una de las personas más y mejor premiadas del mundo de la literatura; obtuvo el Príncipe de Asturias en 1988 compartido con el poeta gallego José Ángel Valente [1929-2000], el Premio Acebo de Honor en 1988 como reconocimiento a toda su obra, el Premio Castilla y León de las Letras en 1992, Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes en 1997, Pluma de Plata del Círculo de la Escritura otorgada en junio de 1999 y cuya ceremonia fue retransmitida por videoconferencia a través de Internet, algo sin precedentes, hasta aquel momento, en el mundo literario. Con su ensayo Usos amorosos de la posguerra española recibió en 1987 el Premio Anagrama de Ensayo y el Libro de Oro de los libreros españoles. Esta obra dispara sus ventas, y desde entonces las obras de Carmen Martín Gaite están siempre entre las más vendidas en España, siendo espectacular su éxito en la Feria del libro de Madrid, donde solía ser su obra de cada temporada la más vendida de la feria.

Cultivó también la crítica literaria y la traducción destacando en autores como Gustave Flaubert [1821-1880], Rainer Maria Rilke [1875-1926] y Emily Brönte [1818-1848]; colaboró, asimismo, en los guiones de series para Televisión Española como Santa Teresa de Jesús (1982) y Celia (1989), serie infantil basada en los famosos cuentos de la escritora madrileña Elena Fortún (1886-1952).

Se trasladó a esta ciudad en 1950 y se doctoró en la Universidad de Madrid con la tesis Usos amorosos del XVIII en España. Ignacio Aldecoa, cuya obra estudiaría posteriormente, la introdujo en su círculo literario, donde conoció a Josefina Aldecoa, Alfonso Sastre, Juan Benet, Medardo Fraile, Jesús Fernández Santos y Rafael Sánchez Ferlosio, con quien se casó en 1954. De esta manera se incluyó en la que sería conocida como la Generación del 55 o Generación de la Posguerra.
Publica dos enormes éxitos de crítica y público, Lo raro es vivir en 1997 e Irse de casa en 1998, y en 1999 se publica y representa La hermana pequeña y recopila en Cuéntame, con la colaboración de la Emma Martinell Gifre, ensayos y cuentos escritos entre 1953 y 1997. En 2000 se le diagnostica un cáncer que cerca de mes y medio después acabará con su vida el 23 de julio en una clínica de Madrid. Es enterrada en El Boalo, donde residió sus últimos años en la casa familiar y donde están enterrados sus padres y su hija.

Obras
El balneario (1955): Consta de una novela breve homónima y de tres relatos: Un día de libertad, Los informes y La chica de abajo.

Entre visillos (1958): A través de la charla aparentemente insignificante de un grupo de muchachas, conocemos sus ocupaciones cotidianas, sus angustias, la insuperable tristeza que se manifiesta tras el aburrimiento y la falta de imaginación. La presencia de Pablo Klein, llegado a la ciudad para ocuparse de la clase de alemán del Instituto, es el pretexto narrativo que centra la mayor parte de los sucesos de Entre visillos. Pablo, persona reservada y observadora, honesta y poco convencional, choca con el ambiente plano y conformista.

Las ataduras (1960): Reúne una novela corta y seis relatos breves cuyo denominador común es la dependencia de los protagonistas a los lazos familiares o los de compromiso afectivo.

Retahílas (1974): Con motivo del traslado a cierta aldea gallega de una anciana señora que solicita ir a morir a la casa de sus mayores, donde nadie de la familia pisa hace años, se entabla la conversación en esa casa, a lo largo de toda una noche, entre Eulalia, una nieta de la moribunda que la ha acompañado y para quien aquel lugar tiene recuerdos de infancia y juventud, y su sobrino Germán, que ha acudido después, movido por una especie de curiosidad literaria.

Fragmentos de interior (1976): Nos traslada al ambiente de una familia de clase media en el Madrid de nuestros días, en la que todos sus componentes, incluso Luisa, la nueva chica de servicio, son protagonistas por igual.

El cuarto de atrás (1978): Es una novela que nos invita a averiguar el significado de los recuerdos, las memorias, el impacto de las lecturas que hemos hecho en nuestras vidas.

Caperucita en Manhattan (1990): Carmen Martín Gaite nos recrea magistralmente esta historia y la adapta a la sociedad en la que vivimos, con una Caperucita que es una niña de hoy y que se mueve en un bosque muy diferente, Manhattan. En el relato también se encontrará con los personajes del famoso cuento, aquí completamente diferentes: Miss Lunatic, Mister Wolf, etc.

Nubosidad variable (1992): Sofía Montalvo y Mariana León fueron amigas en el colegio. Sofía, joven imaginativa, de carácter abierto, se ha visto atrapada en una oscura existencia de esposa y madre de familia. Mariana, cuya trayectoria amorosa es muy confusa, se ha convertido en una brillante psiquiatra de moda. Después de más de treinta años, el azar las hace coincidir en un cóctel y el recuerdo de su amistad desencadena en ambas una revolución interior que irá creciendo a lo largo del libro.

La reina de las nieves (1994): Cuando el joven Leonardo Villalba, recién salido de la cárcel, desorientado, perdido, intenta poner orden en su vida presente, se acuerda siempre de un cuento de Andersen: La reina de las nieves.

Lo raro es vivir (1997): Águeda Soler, archivera de oficio, 35 años, hace dos meses que ha perdido a su madre. Durante la ausencia de su marido, Águeda visita a su abuelo y, cuando el anciano la confunde con su madre muerta, ella no le contradice, una decisión que la sumerge en un delirio de emociones. También entonces reencuentra en el metro a un viejo amigo, y en el archivo histórico donde trabaja, recupera a una amiga...

Irse de casa (1998): Amparo Miranda, hija de soltera, emigra con su madre a Nueva York, donde consigue ser diseñadora de modas. Años después regresa a su ciudad natal con el ánimo de dejar descansar definitivamente sus recuerdos de infancia. Aunque nadie la reconoce, Amparo despierta entre los vecinos una curiosidad obsesiva.

Los parentescos (2001): La muerte le impidió terminar esta novela. La autora recrea, a través de los ojos de un niño, el universo familiar que le es tan querido, lleno de fascinaciones cotidianas, silencios y pequeños secretos que van urdiendo, con los años, los tejidos de la vida.

Premios

1954 - Premio Café Gijón por El balneario
1957 - Premio Nadal por Entre visillos
1978 - Premio Nacional de Narrativa por El cuarto de atrás
1987 - Premio Anagrama de Ensayo por Usos amorosos
1988 - Premio Príncipe de Asturias
1994 - Premio Nacional de las Letras